6 Remedios caseros para pies agrietados

6 Remedios caseros para pies agrietados ¿Conoces estos?

6 Remedios caseros para pies agrietados. Los pies secos pueden ser incómodos y provocar picazón o ardor excesivo, por eso no es bueno dejar el problema sin tratamiento.

Porque sabemos que muchas personas tienen este problemas de pies secos y agrietados el día de hoy queremos compartir estos 6 remedios casero.

6 Remedios caseros para pies agrietados

6 Remedios caseros para pies agrietados

1-Cúrcuma

Este remedio casero es especialmente potente para las personas cuyos pies secos son causados por infecciones como el pie de atleta.

Lo que se debe hacer para aprovechar sus propiedades es mezclar el polvo (3 cucharadas) de cúrcuma en unas gotas de aceite de coco y aplicar la solución a los pies agrietados.

Dejar actuar durante 20 a 30 minutos y luego lavar los pies con agua tibia y un jabón suave.

2-Leche

La leche es rica en vitamina A y otros nutrientes que contribuyen a una piel sana y brillante. También contiene ácido láctico, que puede eliminar las células muertas de la piel y promover el crecimiento de células nuevas y sanas.

Lo mejor para aprovechar estas propiedades es hacer un baño de pies a base de leche combinando 1 taza de leche y agua 5- 7 tazas caliente.

3-Aceite de sésamo

Este potente aceite contiene vitamina E. Remoja tus pies en agua tibia durante 10 minutos y luego aplica en las zonas secas de tus pies el aceite de sésamo. Aplicar este aceite de sésamo todas las noches antes de acostarse.

4-Miel

Las enzimas naturales de la miel puede curar los pies y ayudar a mantenerlos mas humectados y sanos.
Remojar los pies en agua tibia mezclada con 3 cucharadas de miel previamente disuelta en agua a temperatura ambiente.

Después de remojarse en esta mezcla unos 10 a 15 minutos, los pies deben sentirse más suave.

5-Jugo de limon

Remojar los pies en jugo de limón durante diez minutos y luego usando una esponja para fregar los pies y quitar la piel seca.

6-Azúcar

Dése un masaje de pies con el exfoliante de azúcar y miel o aceite (lo que tengas a mano). Asegúrese de centrarse en la parte más dura de sus pies. Después de 10 a 15 minutos, enjuagar los pies con agua fría.

Que te han parecido estos remedios? Con cual te quedas? cuentanos y comparte!

Deja un comentario: