Se cree que una persona que vive constantemente estresada tiene menos expectativas de vida que aquellas que no sufren tanto estrés.

Esto se debe a que cuando estamos constantemente estresados también nos volvemos mucho más propensos a tener enfermedades y otras consecuencias como alteraciones en diferentes partes del organismo.

En este artículo te compartimos los siete principales síntomas del estrés crónico él nunca deberías pasar por alto. Toma nota…

 

1.Tener mala memoria

Un investigador de Stanford llamado Robert Sapolsky, relata que el exceso de estrés aumenta la producción de glucocorticoides en nuestro cerebro, esto altera el funcionamiento de la memoria en la zona del hipocampo.

Es por ello que una persona que vive constantemente estresada puede sufrir episodios de lagunas mentales, despistes frecuentes y olvidos.

Actualmente se ha demostrado el estrés aumenta la memoria sobre aquellos episodios traumaticos pero reduce la capacidad de recordar pequeños detalles.

2.Dolores de cabeza

Cuando estamos estresados o bajo una gran presión siempre encogemos los hombros y el cuello, al hacer esto creamos una rigidez que oprimen los vasos sanguíneos reduciendo de esta manera en flujo de sangre qué irriga el cerebro.

Esto provoca fuertes dolores de cabeza, además también puede provocar insomnio, sensibilidad a los ruidos y la luz.

3.Alteraciones digestivas

El estrés puede provocar todo tipo de alteraciones digestivas entre ellas estreñimiento, diarrea, vómitos, náuseas, acidez,y reflujo.

Estos últimos suceden porque el estrés causa espasmos esofagales y secreción excesiva de ácidos estomacales.

4.Cambios bruscos de peso

El estrés también puede provocar una brusca disminución de peso como también por lo contrario puede provocar un aumento de peso considerable dependiendo del organismo de la persona.

Esto sucede porque la hormona del estrés el cortisol junto con la adrenalina entre otras alteran el apetito provocando ansiedad por comer o simplemente eliminar el apetito por completo.

5.Enfermarse frecuentemente

Las personas que sufren de estrés son más propensos a contraer enfermedades, esto sucede porque los altos niveles de estrés producen elevados niveles de citoquinas.

Las citoquinas son un compuesto inflamatorio qué altera el sistema inmunológico de la persona debilitándolo y haciéndolo más propenso a enfermarse.

La citoquina es un compuesto qué acompaña por lo general a las enfermedades autoinmunes, este tipo de enfermedades altera el funcionamiento de los glóbulos blancos, es por ello que la persona no se puede defender ante los virus y bacterias.

6.Pérdida de cabello

Es normal perder cierta cantidad de cabello pero cuando el estrés altera el ciclo normal de la renovación del pelo las fases de crecimiento se acorta provocando la pérdida exagerada de cabello.

Esto también es provocado por las hormonas del estrés y puede afectar tanto a mujeres como hombres. Esta pérdida de cabello puede provocar la caída en toda la cabeza de forma pareja o puede provocar pérdida de cabello en zonas localizadas formando así pequeñas áreas sin cabello.

Este síntomas de pérdida de cabello suele manifestarse 3 meses después de que la persona haya sufrido un episodio de estrés. Si esto te sucede puedes pensar que sucedió hace 3 meses atrás y quizás la pérdida de cabello cobre sentido.

7.Problemas de la piel

Sufrir estrés crónico también puede reflejar síntomas a través de la piel, esta puede verse debilitada y volverse más propensa a las agresiones del ambiente, de este modo es la persona puede tener episodios de rojeces psoriasis y eczemas.

Si tú tienes algunos de estos síntomas es probable que sufras de estrés crónico o ansiedad. Te recomendamos recurrir a un especialista cuanto antes para que éste te ayude a relajarte y a mejorar tu situación.

Recuerda que también puedes realizar alguna tarea que te guste como hobbie para relajarte y dispersar la mente de los problemas cotidianos.

Ver también: 10 FORMAS DE TRATAR LA DEPRESIÓN NATURALMENTE

Si te ha gustado este artículo por favor comparte con tus amigos y comenta.